Cargando... (0%)

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE DE LA FEHV, MANUEL ESPINAR, EN LA GALA DE LOS PREMIOS NACIONALES DE HOSTELERÍA

26 noviembre 2015

manuel gala 1

Para la Federación de Hostelería de Valencia es un placer acoger en nuestra ciudad la celebración de los Premios Nacionales de Hostelería. Sin duda el evento más representativo de nuestro sector a nivel nacional y que sirve para premiar y reconocer el esfuerzo y trabajo de empresas y profesionales que trabajan cada día por nuestro colectivo. En este sentido en primer lugar quiero agradecer a la Federación Española de Hostelería y en especial a su presidente José María Rubio, por pensar en Valencia para la celebración de estos Premios y por tener la oportunidad de compartir el evento con vosotros.  Felicitar a todos los premiados, y especialmente a todos los que venís de otros puntos de España, incluso del mundo, daros la bienvenida a nuestra maravillosa ciudad.

Como ya sabéis la organización a la que represento, la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia, es la entidad que representa al sector empresarial hostelero en la provincia de Valencia, con una historia de más de 30 años defendiendo los intereses de los empresarios de la hostelería. Llevamos muchos años sumando esfuerzos para alzar nuestra voz en todos los foros y espacios de debate, reflexión y decisión, trabajando para lograr una defensa intensa de los derechos de los empresarios y por dignificar y profesionalizar la profesión del hostelero.

El sector se encuentra en estos momentos tratando de superar una feroz crisis económica que ha cambiado el modelo de consumo y el cliente en este país. Podemos decir orgullosos que la hostelería ha sido el único sector capaz de seguir generando empleo durante estos duros años, que el turismo en nuestro país es un motor de crecimiento y que la hostelería ha sido el tractor de la economía de la comunidad. En el año 2014 la hostelería valenciana registró más de 7.000 nuevos afiliados, alcanzando los 138.278 trabajadores inscritos en nuestro sector y más de 35.000 empresas, la cifra más alta de España tan solo superada por Andalucía y Cataluña.

El año 2014 ha sido el primero desde el inicio de la crisis en el que nuestro sector ha acabado con datos positivos a nivel de volumen de negocio y facturación respecto al año anterior, con un crecimiento del 2%. Estas cifras demuestran que la gente quiere volver a salir y disfrutar de los momentos y las experiencias que les ofrece la hostelería. Sin embargo, aún con estos buenos síntomas estamos todavía muy lejos de recuperar la brutal caída de más del 30% de facturación que el sector ha sufrido desde 2009 y sobre todo lejos de recuperar el elemento clave para la supervivencia de las empresas: la rentabilidad.

manuel gala 2

Pero somos un sector en constante amenaza. La normativa es cada vez más restrictiva poniendo en serio peligro la sostenibilidad de muchas empresas y, sobre todo, de muchos empleos. Las terrazas, sin ir más lejos, que son el eje de la actividad de muchos establecimientos y el reclamo turístico esta ciudad están en el punto de mira de la administración, lo que genera una gran inseguridad jurídica para los empresarios que sabemos que de la actividad de las mismas dependen muchos puestos de trabajo y, por ende, muchas personas y familias. En Valencia participamos desde la reflexión y la responsabilidad con el Ayuntamiento en la elaboración de la ordenanza de terrazas. No obstante siguen existiendo algunas cuestiones que amenazan la actividad de estos espacios y esperamos por parte del nuevo equipo de gobierno mano tendida y diálogo para seguir contando con la opinión del sector. Barrios que hace años eran marginales y degradados se han convertido hoy en barrios vivos, sociables y dinámicos, debido principalmente a empresarios hosteleros que decidieron apostar por invertir en ellos, aunque esto nunca se reconozca.

La subida del IVA en su momento, asumida por los empresarios, sumada a la falta de rentabilidad que padecemos desde hace años y a incrementos impositivos cada vez mayores hacen que al final las cuentas sigan sin cuadrar. La hostelería es una actividad empresarial que necesita del apoyo y la colaboración de la Administración que tiene que contar con el sector en todas aquellas medidas que nos afectan.

Igualmente importante y urgente es que la administración ponga sus instalaciones públicas al servicio de la sociedad. Las inversiones que todos los ciudadanos hemos financiado durante años, no pueden seguir sin utilización, siendo totalmente necesario que la administración apueste por su puesta en valor para atajar el principal problema de la sociedad: la creación de empleo.

Los empresarios hosteleros han trabajado muy duro por conseguir superar todas las dificultades y renovarse. Prueba de ello es que durante estos años de crisis, muchas empresas han reinventado su modelo de negocio. No han esperado que los clientes entraran por la puerta sino que han salido a buscarlos a través de la promoción,  de las nuevas tecnologías, de las redes sociales y sobre todo de la apuesta por la calidad. Hemos seguido formándonos, a los trabajadores y a los propios empresarios, para no quedarnos atrás. Ahora el cliente es aún  más exigente con la calidad y el servicio lo que hace que no podamos descuidar nuestro personal sino más bien todo lo contrario, estar más y mejor preparados que nunca.

gala 3

El espíritu del hostelero es un espíritu emprendedor. El de autónomos y trabajadores que cada mañana suben la persiana, el de la empresa familiar que ha crecido en el restaurante, o el de la inquietud de las nuevas generaciones que aspiran a hacer de la hostelería no solamente su vocación  sino también su profesión. Nuestra capacidad de esfuerzo y superación es ilimitada. Los hosteleros no conocemos horarios ni vacaciones. Trabajamos todo el año para dar lo mejor de nosotros mismos. Somos un sector potente, contamos con el activo de ser el mayor espacio social de España. Nuestros restaurantes, bares, cafeterías, pubs o discotecas, son el lugar al que la gente acude cuando necesita compartir momentos de socialización, ocio y diversión.

Somos atractivos para el turista. Nuestra gastronomía es una de las principales motivaciones por las que nos visitan en la comunidad y uno de los elementos más valorados.  Desde aquí me gustaría felicitar a todos los empresarios hosteleros que con su esfuerzo han conseguido que Valencia sea hoy un referente gastronómico. Y no podemos olvidar que la gastronomía es turismo. Miles de turistas se van de nuestro país satisfechos con la experiencia gastronómica que han vivido. Tenemos que defender nuestra gastronomía y nuestro sector agroalimentario. Desde la federación llevamos años trabajando en potenciar la gastronomía valenciana, nuestros locales y nuestros productos a través de proyectos y campañas de promoción en colaboración con administraciones como la Agencia Valenciana de Turismo o la Diputación, a los cuales agradecemos su apoyo. Pero es necesario seguir reforzando esta colaboración público-privada, porque hoy en día tiene más sentido que nunca. Estamos convencidos del potencial del sector agroalimentario valenciano del que dependemos. Nuestros locales tienen que ser el mejor escaparte de nuestros propios productos. En esa línea estamos trabajando ya en un gran proyecto transversal para poner en valor los productos valencianos y canalizarlos a través de nuestros locales de hostelería.

Termino ya. No sin antes agradecer a la FEHR la organización de estos premios. Gracias a los empresarios y profesionales premiados. Y nuestro reconocimiento hoy al Ayuntamiento de Valencia por su colaboración con el sector, y a la Red de CDTs que tanto ha contribuido a la formación de nuestros profesionales y a la colaboración constante con el sector empresarial. Por último agradecer a la dirección de Turismo Valencia y al Palacio de Congresos por acogernos en este espacio emblemático de nuestra ciudad. Bienvenidos y gracias de nuevo a todos por acompañarnos en un día tan importante como este.

gala familia