Cargando... (0%)

La Federación de Hostelería reclama el cumplimiento de la normativa durante las fallas

13 febrero 2015

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), ante la proximidad de las Fallas de 2015, quiere manifestar nuevamente la importancia y la necesidad del cumplimiento de la normativa vigente tanto en materia de higiene y sanidad alimentaria como en la que se regula excepcionalmente en el Bando de Fallas durante las fiestas josefinas.

En los últimos años, desde la FEHV se ha mostrado la preocupación y el perjuicio que genera al sector hostelero determinadas actividades como los “lateros”, el alquiler de viviendas privadas como alojamientos sin cumplir la normativa turística o los puestos fijos y ambulantes de embutido, carnes y patatas asadas que venden sus productos en la calle sin las mínimas condiciones higiénicas.

En este sentido, el año pasado desde la Federación de Hostelería, en colaboración con la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia y la Asociación de Vendedores del Mercado Central, se elaboró un documento, que se entregó al Ayuntamiento de Valencia, con las principales incidencias recogidas por los propios empresarios durante las fiestas falleras de 2014. De entre todas ellas, destacaban la instalación de mesas y sillas en los puestos de venta de buñuelos (algo no permitido por el Bando de Fallas), la instalación de carpas para venta al público de bebidas así como la proliferación de zonas de botellón.

El objetivo de este documento era el de incidir sobre la problemática y la mala imagen que estas actividades pueden proyectar de la ciudad de Valencia como destino turístico y de las Fallas como fiesta autóctona conocida internacionalmente, así como el perjuicio que generan en los negocios de hostelería. Por ello, este año, desde la Federación de Hostelería se hará nuevamente un seguimiento del cumplimiento de la normativa durante las fiestas falleras de 2015 y se volverá a elaborar un informe con todas aquellas irregularidades que se puedan cometer y que tengan una influencia negativa sobre el sector hostelero de la provincia de Valencia.